España, potencia sin control

Estamos en la senda del crecimiento, casi hasta nos tildan como el motor de Europa, con un crecimiento del PIB en 2015 del 3,2% y unas previsiones para el 2016 del 2,7%, todo parece ir sobre ruedas. Mientras tanto, no hay nadie al volante, y aún así, parece que el coche no se haya detenido, y ya sabemos que la potencia sin control…no sirve de nada, ¿o sí? . ¿Estamos haciendo aquaplanning? ¿Realmente tenemos una avería en el tren de potencia? ¿O será simplemente que el ordenador de a bordo tiene un fallo y el testigo luminoso sigue encendido?

Malos tiempos para atreverse a descender un puerto de montaña en punto muerto. Al oeste se libra una carrera de autos locos, y del resultado penden tantas decisiones y especulaciones, que me es imposible hacerme una idea de lo que se avecina. Unos se afanan en regar sus deportivos con las mejores gasolinas y aceites, otros acarrean graves averías que, ni por asomo, serán capaces de arreglar para seguir el ritmo de la competición.

Al este pinta incluso peor, medio mundo poniendo palos en las ruedas del otro medio. Y para colmo, ya tenemos en pista vehículos pesados que entorpecen el avance, que nos hacen virar una y otra vez para esquivar los obstáculos que dejan a su paso. ¡Y no solo eso, sino que se atreven a salir de pista e irrumpir en circuito urbano, arrollando a todo aquel que se ponga por delante!

El mundo está loco, las noticias de cada día lo corroboran, y yo me pregunto por qué, por qué hemos llegado a permitir que cualquiera circule sin el permiso y carnet de conducir correspondiente, obviando las normas y saltándose semáforos en rojo.

Largas autopistas entre el este y centroeuropa están ya operativas, por suerte o por desgracia son autopistas de peaje, y con un gran número de radares. No queremos que la llegada de nuevos vehículos perjudique el parque existente en Europa, así que los gobiernos se dedican a aparcarlos y darlos una mano de chapa y pintura. Pero el problema no es la estética sino el motor. Mientras no se mejoren las líneas de producción, los motores seguirán presentando problemas de fiabilidad.

¿Y en medio? En medio está España, pilotando un Seat e intentando por todos medios seguir en la competición, soñando con alcanzar a los Porsche, Mercedes y BMW que nos levantan las pegatinas a su paso. Aunque nos conformamos con no ser doblados, y muy orgullosos de lo bien que va el coche, teniendo en cuenta que no lleva conductor. Es más, nos sorprende lo bien que tomamos las curvas, muchas de ellas sin peraltar y movidos por la inercia.

Parlamento y Congreso están llenos de pilotos dispuestos a ponerse al volante de nuestro Seat, unos son viejas leyendas del automovilismo, otros son nuevas promesas, aunque ninguno de ellos con las destrezas suficientes como para manejar el volante y cambiar de marcha por sí solos. Eso sí, todos están de acuerdo en subirse cuanto antes al asiento delantero antes de que los espectadores perciban que el Seat tiene un sistema de conducción autónoma y que parece no necesitar piloto para circular perfectamente.

A todo ello, sumemos los copilotos y pasajeros que, a pesar de tener abono de transporte público, buscan subirse al Seat, aunque sea en el maletero. ¡Claro! Quien va a renunciar a poder disfrutar de ese paseíto en Seat, que funciona con gasolina pública, con su movimiento juguetón y de paso enganchar un remolque donde puedan subirse todos sus amiguetes y familiares.

Y no nos olvidemos de aquellos pilotos que prefieren viajar en moto y hacer su propia ruta, ya que según dicen, las carreteras españolas tienen demasiados peajes y ellos son autosuficientes con su propia red de carreteras. Por desgracia, estos también tienen predilección por enganchar sidecars a sus motocicletas donde llevar de paseo a sus copilotos de confianza, o usarlo de porta-maletines. ¡Y es que una ruta por los paisajes de Suiza no tiene precio, es más, sale rentable!

Períodicos y medios de comunicación sacan día tras día nuevos positivos por alcoholemia y drogas, y lo peor de todo, ni entran en prisión ni se les retira el carnet de conducir. Nos podemos dar con un canto en los dientes si les imponen una pequeña sanción, que les supondrá no más que calderilla. Incluso tenemos que honrarles cuando piden disculpas por ello, ¡hasta qué punto hemos llegado! Nuestros pilotos tienen un problema de adicción, y aún así les elegimos para que conduzcan por nosotros. Y es que resulta difícil elegir un conductor alternativo para el fin de semana y confiar en que llegue el sábado noche y no se tome unas copas a escondidas. Las consecuencias están ahí, accidentes que cuestan una fortuna a las arcas públicas y, lo que es peor de todo, millones de atropellos a ciudadanos de a pie.

En fin, “España es asín”, ocupando el octavo puesto en 2015 en el ranking mundial de producción de vehículos. Pero, ¿de qué nos sirve eso si son otros los que nos dicen el qué, y el cómo producir, e incluso son otros los que nos proporcionan la tecnología y el capital para ello?

Mientras tanto, un grupo de ingenieros españoles, entre otros, son los que han diseñado y desarrollado, fuera de España, el Seat de conducción autónoma que será conducido por una panda de pilotos mediocres cuyo intelecto y competencia no les da nada más que para apretar el botón de encendido y sonreir en la foto del radar. Al menos el coche será de fabricación española, y solo por ello será fiable y sin problemas de calidad, gracias al buen trabajo de todos aquellos excelentes profesionales que han tenido la valentía o la suerte de no tener que emigrar en busca de mejores perspectivas.

Visto lo visto, la situación es difícil, pero el trayecto hay que hacerlo sí o sí, qué vía coger es la decisión clave. Quedarse parado es una alternativa, pero corres el riesgo de que la batería se agote y no seas capaz de arrancar ni con pinzas.

Con la esperanza de que las autoescuelas preparen mejor a sus egresados y de que todos y cada uno de nosotros tengamos mejor critero a la hora de elegir conductor, os deseo un feliz viaje.

Anuncios

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s