Proceso de desarrollo de un vehículo. ¿Cuándo comprarse un coche?

Cuándo comprar un cocheSe trata de algo que, tras algunos años de trabajo dentro de la industria del automóvil, me ha llevado a plantearme dicha cuestión. No me refiero a en qué estación del año ni en qué momento de la vida hacerlo, sino a partir de qué momento sería recomendable comprar un vehículo de nuevo desarrollo tras su entrada en producción y salida al mercado.

Entre algunos de mis compañeros de trabajo las opiniones son variadas al respecto, aunque la idea general tras ello es la misma. ¿Será verdad? ¿Está demostrado? No lo sabemos, pero creemos que a nuestro razonamiento no le falta sentido.

En primer lugar, he de advertir que lo que a continuación escribo se basa única y exclusivamente en opiniones personales, que no han sido contrastadas ni demostradas de ninguna manera, y que en ningún caso tienen validez como garantía en lo que a la compra de vehículos se refiere.

Las bases sobre las que fundamento mi opinión son las distintas fases del ciclo de desarrollo y vida que actualmente tiene un vehículo.

Proceso de desarrollo de un vehículo.

Hoy en día, y gracias a los avances en herramientas informáticas y tecnológicas, un nuevo desarrollo de vehículo (turismo) tarda aproximadamente 5 años desde que lo tiene en mente el fabricante hasta que sale de la cadena de montaje la primera unidad de producción serie. A partir de ese momento, dicho modelo tiene 5 años de producción por delante hasta que salga su sucesor o un nuevo modelo lo sustituya.

El siguiente esquema muestra un ejemplo de las diferentes fases que el desarrollo de un vehículo suele necesitar:

 Si bien el anterior esquema es específico del fabricante Magna como proveedor de componentes, se podría extrapolar de forma general para el desarrollo de un vehículo completo. Información más específica sobre el desarrollo de productos en la industria de automoción puede ser encontrada en el procedimiento APQP o en la norma ISO/TS 16949. De forma genérica podríamos clasificar el desarrollo completo en las siguientes fases:

  1. Idea inicial: fase anterior a las que aparecen en la figura de arriba, y en la cual el departamento de marketing está encargado de realizar los estudios de mercado correspondientes y definir varias ideas del vehículo que se querrá lanzar, de las cuales solo una será elegida. Esta fase puede alargarse durante un año o más.
  2. Definición del producto: una vez que se tiene la idea seleccionada, la misma ha de ser plasmada como un concepto preliminar, con sus especificaciones, diseños, así como su plan de validación. En esta fase el departamento de diseño e ingeniería adquieren el papel principal. Los primeros bocetos, planos y modelos a ordenador saldrán a la luz al finalizar esta fase. Probablemente el proyecto ya se encuentre en su segundo o tercer año.
  3. Creación del producto: la idea inicial va adquiriendo su forma final, y durante la fase anterior se ha modificado, se han planteado alternativas y discutido posibles problemas. Los proveedores ya están en proceso de oferta y se tiene una idea clara de lo que se quiere, hay que proceder a plasmarlo en forma de diseño final. Simulaciones, el comienzo de algunas validaciones, modelos a escala (en arcilla u otro material) y los primeros prototipos son el resultado final de esta fase, con la que quedará el “diseño congelado”. Cualquier cambio a partir de ahora tendrá un coste muy elevado, poniendo en riesgo el proyecto. A estas alturas, quizás nos encontremos en el tercer o cuarto año.
  4. Industrialización: el diseño está definido, los proveedores nominados e incluso algunos tests han comenzado. Es el momento de industrializar todo el proceso de producción, adquirir maquinaria, utillaje y prepararse para el lanzamiento de la producción. Temas logísticos y de coordinación con los proveedores son de suma importancia, al igual que la validación final del producto. Si todo llega a buen puerto, en torno al 5° año tras esa idea inicial, las plantas de montaje se pondrán en funcionamiento para dar a luz a los primeros vehículos de pre-serie y posteriormente los de producción serie.

¿Cuándo adquirir el vehículo?

¿Y qué ocurre después de la entrada en producción o SOP (Start Of Production)? Aquí es dónde me surge la duda. Tal y como he comentado antes, tras la SOP el vehículo tendrá, como mínimo, 5 años de producción por delante.

Se trata de un vehículo que ha seguido un proceso de desarrollo bien ideado, planificado y puesto en marcha de acuerdo a estándares globales de la industria automovilística, validado y probado en condiciones extremas, y que se fabricará por procesos generalmente muy automatizados, controlados y con baja variabilidad. Entonces, ¿por qué debería preocuparme del momento en el que comprar el coche? Teóricamente, todos y cada uno de los vehículos que salgan de la cadena de montaje son prácticamente clones, ¿no?

Pues no exactamente ya que, a pesar de que el diseño y definición de todos y cada uno de los componentes del vehículo quedó fijado durante la fase de desarrollo, es absolutamente seguro que el vehículo se modifique en mayor o menor medida a lo largo de su vida en producción, es decir, un proceso de desarrollo continuo tras la entrada en producción.

Este proceso de desarrollo y cambios “a posteriori” tiene mucho que ver con la tan de moda mejora continua. En general, dichos cambios surgirán principalmente como consecuencia de:

  • Correcciones o problemas de calidad: a pesar de las validaciones realizadas en la fase de desarrollo, es muy probable que surjan problemas de calidad “in the field”, es decir, en vehículos que ya están en manos de clientes finales, o bien problemas en proveedores que requieran modificaciones de proceso, producto, etc. Todo ello forzará a la realización de cambios en el vehículo.

Normalmente la aparición o detección de estos problemas predominará durante los primeros meses tras la entrada en producción serie y, dependiendo de la envergadura que requiera el cambio y su gravedad, deberían ser subsanados en el período máximo de un año tras su detección. Además, no debemos olvidar que el comienzo de una producción siempre es el momento más difícil, y que tanto fabricantes como proveedores requieren de una curva de aprendizaje que irá mejorando con el tiempo hasta dominar el producto y el proceso por completo.

  • Reducción de costes: es otra de las principales fuentes para cambios técnicos en el vehículo y, por regla general, los potenciales de mejora suelen empezar a detectarse a partir de los 6 primeros meses de producción serie. Su búsqueda y aplicación suele prolongarse hasta prácticamente un año antes del final de la producción o EOP (End Of Production), momento a partir del cual las inversiones necesarias para los cambios no compensan el ahorro que producirán.

Dichos potenciales de mejora suelen ser de cualquier tipo, desde cambios de proceso, diseños, materiales o incluso eliminación de componentes que no sean necesarios. Y pueden ser aplicables tanto en procesos del fabricante como en proveedores. Es decir, todo aquello que contribuya a mejorar la calidad del vehículo sin sobrecoste y, a poder ser, reduciendo los mismos.

En favor de los fabricantes he de decir que cualquier tipo de cambio que se implementa en un vehículo está bien fundamentado, analizado y, por supuesto, validado mediante los ensayos correspondientes. Por tanto, no se debe asociar reducción de costes con falta de garantías e inseguridad en un vehículo. Simplemente, se trata de reducir costes mediante cambios y que el vehículo siga cumpliendo con los requisitos de calidad y seguridad inicialmente definidos.

Por contra, un cambio técnico que conlleve una reducción de costes llevará asociado, por lo general, una calidad de los productos inferior a la inicialmente seleccionada, o por decirlo de otra manera, el producto pasará de estar “sobredimensionado” a tener una calidad que se ajuste a los requerimientos necesarios.

Tras el análisis anterior, para nosotros es claro que el mejor momento de compra de un vehículo sería el período tras el cual los principales problemas de calidad hayan sido solventados, y los cambios para reducción de costes aún no hayan empezado a implementarse.

No es un periodo definido con claridad, y variará según fabricante y modelo, pero pienso que durante el primer año de producción es probable que el proceso no esté totalmente controlado, y que tras el primer año y medio los primeros cambios de reducción de costes empiecen a implementarse. Por ello, mi opinión es que las unidades de un cierto modelo que mejor calidad tendrán serán aquellas que hayan sido fabricadas entre los 12 y 18 meses tras el comienzo de la producción serie (SOP). 

Como escribí al principio de este post, esta conclusión es únicamente una opinión personal que algunos de mis compañeros y yo compartimos, pero que en ningún caso ha sido corroborada. Si aún así los razonamientos te han convencido, ¡ya sabes lo que debes tener en cuenta cuando pienses adquirir un vehículo!

Anuncios

2 comentarios en “Proceso de desarrollo de un vehículo. ¿Cuándo comprarse un coche?

    • Gracias por tu comentario. Vosotros, como proveedor de recambios, asumo que os veis afectados por este proceso de cambios de diseño en los componentes. ¿En vuestro caso particular lo notais? ¿Soleis recibir nuevos recambios o referencias en un periodo determinado de la vida de un modelo de vehículo?

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s