Karting para principiantes

Durante estas navidades pasadas nos juntamos algunos Kart-crashcompañeros de trabajo y estuvimos disfrutando de una tarde de karting, algo que ya había probado antes y que me gusta bastante. Y aunque parezca un juego muy simple, los que lo hayan probado estarán de acuerdo conmigo en que no es nada sencillo, siempre y cuando quieras hacer una buena carrera y quedar en buena posición. Si simplemente buscas pasar un buen rato, entonces únicamente necesitarás ir con predisposición para ello, sin prestar demasiada atención al ámbito técnico.

Para todos aquellos que, como yo, disfrutan con este tipo de pasatiempo, o para aquellos que aún no lo hayan probado pero tengan pensado hacerlo, me ha parecido una buena idea describir en este post algunos de los puntos a tener en cuenta antes, durante y después de una carrera de karts, siempre hablando desde un punto de vista de aficionado y no profesional.

1. El Kart

File:Kart ADAC 2006 EMS.jpgBásicamente se trata de un vehículo monoplaza, con apariencia de un fórmula 1 pero en la versión más simple que te puedas imaginar. Consta de una estructura metálica con elementos plásticos, un asiento, un volante con columna de dirección, un motor de combustión interna o eléctrico y cuatro ruedas. Otros elementos y características adicionales pueder estar disponibles, tales como cinturones de seguridad, barras antivuelco, elementos de regulación,…

Su manejo básico es muy simple, únicamente disponen de acelerador y freno. Existen múltiples configuraciones, diseños y potencias, dependiendo del nivel de competición al que estén destinados (KF1, KF2,…).

Los karts utilizados para recreo suelen tener motores de cuatro tiempos de entre 125-390cc y 9-15 CV y propulsión trasera. Suelen alcanzar una velocidad máxima en torno a 50-70 km/h.

Cuanto mejor conozcas las características del kart que vas a conducir, mejor podrás adaptarte a ellas. Inspecciona tu kart, el habitáculo disponible, si la posición es regulable o no, pedales, volante y demás elementos. Date cuenta que tras el briefing que te darán los responsables del circuito no tendrás demasiado tiempo para estar analizando el kart.

2. El circuito

Existen circuitos indoor y outdoor. Los outdoor suelen ser de grava similares a las carreteras convencionales, mientras que los indoor suelen ser de cemento. Los circuitos al aire libre son, por regla general, más largos y amplios que los indoor, pero tienen el inconveniente de estar expuestos a las condiciones meteorológicas. Las longitudes suelen estar entre los 400m (indoor) hasta más de 2km de algunos outdoor. A pesar de que nunca he participado en un circuito outdoor creo que, al ser distancias más largas, quizás las velocidades que se alcancen también sean mayores. Por contra, los circuitos indoor suelen tener unas curvas más cerradas, lo cual hace que la técnica de conducción adquiera un papel muy significativo, además de encontrar mayores complicaciones en caso de que haya un gran número de karts en la pista.

En cualquier caso, es conveniente echar un vistazo al circuito antes de montarte en el kart, con el objetivo de conocer mejor la pista, las curvas, posibles zonas problemáticas, etc. No obstante, por regla general te permitirán dar unas cuantas vueltas de reconocimiento antes de comenzar la carrera. No subestimes este regalo, si sabes aprovecharlo tendrás una ventaja muy importante sobre tus contrincantes. Tómate tu tiempo para recorrer la pista observando los límites del circuito, tus propios límites y el kart que llevas entre manos.

3. El piloto

Fuerzas PilotoEs otro de los actores principales, tú mismo como persona física serás una de tus mayores ventajas o inconvenientes. Suponiendo que todos los karts que haya en pista sean idénticos, sobra decir que si pesas unos kilos más que tus rivales, esos kilos harán que tu aceleración sea menor, tu inercia mayor, etc. todos ellos factores que irán en tu contra.

Adicionalmente, una buena forma física, principalmente de tronco hacia arriba, te permitirá soportar mejor los esfuerzos, aceleraciones e incluso las colisiones. Si tu forma física no es buena, te darás cuenta a las pocas vueltas de carrera, cuando tus brazos y tus manos no sean capaces de sostenerte firmemente al volante. Las agujetas te acompañarán durante algunos días después de la carrera, y nunca olvidarás que un kart no tiene dirección asistida. Mi consejo, antes de subirte al kart procura hacer un buen precalentamiento y estiramiento muscular.

Aunque estés bajo tensión durante la carrera, siéntete cómodo y relajado en el habitáculo, de esta forma favorecerás la flexibilidad del kart, mejorando su agarre a la pista. La posición idónea será aquella que te permita llegar a los pedales y al volante con las extremidades semiflexionadas. Deberás agarrar el volante con ambas manos en posición de las nueve y cuarto.

Tu posición en el kart ejercerá una gran influencia sobre el centro de gravedad del conjunto, por lo tanto evita desplazar tu cuerpo fuera del asiento, ya que ello provocará una conducción y dinámica deficiente.

Por suerte, no todo es la física del piloto. Un buen estado psicológico y conocimientos técnicos pueden serte de gran ayuda, hasta tal punto de ser, bajo mi punto de vista, igual o más importante que el estado físico. La concentración es imprescindible, no solo para poder rodar rápido sino para hacerlo con seguridad, y si además aplicamos una buena técnica de conducción, entonces la satisfacción será aún mayor.

4. La conducción

Y llegamos al punto que quizás despierte más interés entre los aficionados al karting, y esta es la técnica de conducción. La pregunta siempre es la misma: ¿Cómo tengo que conducir para ganar? ¿Qué consejos de conducción me das?

Sin obviar el resto de puntos tratados en este post, es cierto que la conducción es lo más complejo a lo que se enfrenta el aficionado. Acelerar y frenar sabe todo el mundo, pero hacerlo bien y de manera eficiente para competir solo saben unos pocos. Quizás para el conductor aficionado que solo busca divertirse no sea primordial hacer una conducción perfecta, pero a todos nos gusta ganar, ¿no? Y si además de pasarlo bien podemos quedar en buena posición, pues mejor que mejor. Y para eso necesitas tener una buena técnica de conducción.

El truco principal es: “entra moderadamente y sal lo más rápido posible”, es decir, si consigues conducir de tal manera que entres a una velocidad moderada en curvas y salgas de ellas de forma ágil y rápida, entonces tendrás mucho ganado. Y claro, ¿cómo se consigue eso? Y aquí es donde entra en juego la técnica, donde más tendrás que esforzarte para conseguir una buena trazada y manejo de los pedales. Y como diría el monologuista Goyo Jiménez: “no lo digo, lo hago!”. Aquí va un vídeo:

Algo que el vídeo anterior no explica de forma clara es, por qué debe el piloto no inclinar su cuerpo hacia dentro de la curva, sino pegar la espalda al asiento y bascular hacia fuera. Es algo contra-intuitivo, pero la razón estriba en que los karts carecen de mecanismo diferencial. Por lo tanto, las ruedas interiores a la curva giran menos que las exteriores. Apoyando nuestro cuerpo al asiento y basculando hacia fuera de la curva, permitiremos que las ruedas interiores se despeguen ligeramente del asfalto y giren sin fricción, facilitando la conducción y haciendo que el manejo sea menos extenuante para el piloto.

Otra frase a tener en mente es: “la última salida es la que cuenta”. Y aquí nos referimos a la última salida de una serie de curvas complicadas. En indoor es común encontrarse con varias curvas difíciles una tras otra. Lo importante es llevar un trazado correcto durante todas ellas, de tal manera que la salida de la última curva sea exitosa y rápida.

Además de lo anterior, para poder rodar más rápido deberás intentar mover el volante lo menos posible durante las rectas, ya que ello produce una pérdida de velocidad considerable debido a la fricción de las ruedas con la pista. Y sí, derrapar en curva mola, pero penalizará tu tiempo de vuelta enormemente. Por lo tanto, evita derrapar en la medida de lo posible, sé agresivo pero conduce con suavidad y de forma anticipativa.  Algo que diferencia a un piloto profesional de otro que no lo es, es que el profesional sabe rodar al límite de adherencia de los neumáticos sin llegar al sub o sobreviraje.

Pero no todo depende de ti y de tu conducción, recuerda que no estás solo en el circuito, deberás estar muy atento a la conducción del piloto o pilotos que lleves delante y detrás. Los adelantamientos son una maniobra muy peligrosa y, antes de realizarlos, deberás elegir muy cuidadosamente la manera y momento adecuados para hacerlos. Por ejemplo, si intentas adelantar por el interior justo a la entrada de una curva, es muy probable que el kart delatero te colisione cuando se cierre para tomar la curva.

5. La seguridad

Quizás este punto debería ser el primero de todos, aunque a alguno le parezca tremendista. Más de una vez he oído que no es para tanto, que el karting no tiene tanto peligro. Es cierto que para karts de recreo que no sobrepasen los 50-60 km/h no hablamos de riesgos elevados, pero si te puedes llevar algún que otro susto.

No hay que olvidar que tu propio cuerpo se convierte en parte de la carrocería del vehículo, y que una colisión a 50 km/h equivale a una caí­da libre desde 10m de altura. Todo esto sabiendo que los karts no tienen airbags, y algunos ni cinturón de seguridad. Por lo tanto, creo que hay que ser un poco responsable a la hora ponerse al volante de un kart, y no pensar que estás en los “coches de choque” de las fiestas de tu pueblo.

Aún no conozco a nadie que haya tenido un percance serio, pero si os puedo decir que pequeñas colisiones con las vallas del circuito o con otros karts pueden hacer que tu cuello, columna vertebral u otra parte se resientan.

Además de respeto y sentido de la responsabilidad, es muy aconsejable disponer de un equipamiento adecuado, tales como un mono ignífugo, guantes, zapatillas, y algo que no aparece en la foto pero es el elemento de seguridad más importante, el casco.

Si eres capaz de cumplir con los 5 puntos expuestos anteriormente, estoy convencido de que no solo pasarás un buen rato, sino que tendrás muchas posibilidades de demostrar a tus amig@s que eres un crack de la conducción.

Si no lo consigues, recuerda que lo importante es participar y sobre todo, respeta las normas, no permitas que un momento de irresponsabilidad arruine una tarde de diversión!

Anuncios

2 comentarios en “Karting para principiantes

  1. Muy buen artículo y muy instructivo! Por añadir una recomendación, recientemente nos han abierto un circuito de karting en las afueras de mi ciudad, Torrent (Valencia) donde hacen un cursillo introductorio y puedes aprender en vivo y en directo todo lo que comentas tan acertadamente.

    Saludos!

  2. Gracias ABAT por tu comentario, realmente aprender lo anterior en persona y al volante es mucho más divertido que toda la teoría que te puedan contar antes. Pero he de admitir que ir con una primera idea de lo que te vas a encontrar te abre el camino y hace que puedas empezar a disfrutar mucho antes que si vas sin saber nada.

    Cuando acaba la carrera, además de dolerte todo, siempre piensas eso de: “vaya, ahora que empezaba a pillarle el truco…”.

    Un saludo.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s